Gavilanes city, la capital del monte

En la pequeña comunidad perdida aún se nota la risa en los rostros, las bromas y la salud en los corazones de sus habitantes. Debe ser el agua que beben, la malanga y el buen café. El pequeño asentamiento cuenta con una bodega, una posta médica, un pequeño museo y un mini restaurant de 4 mesas muy bien adornadito con copas y todo, parece más un lugar para enamorar que para almorzar. La comida? comida criolla maravillosamente bien superrrrrrica, hecha como para un banquete. Gavilanes es el último punto hasta donde llega algún vehículo. El terraplén montañoso solo ve un camión de transporte un día sí y un día no (palabras textuales de los nativos) y algún que otro vehículo de alguna empresa forestal o del café (muy pocos) Este pequeño asentamiento hace de capital del monte y sirve de enlace a otras comunidades más remotas o a campesinos que viven aislados en el corazón de la sierra. Charcón, Hoyo Corrales, Cuarto Congreso, Caballete de Casa, cada uno de esos nombres guarda sus propias maravillas naturales escondidas detrás de unos cuantos kilómetros loma arriba y loma abajo para caminar, entre ríos y montes, plátano y café.

Leer más