Agabama, pueblito de una sola calle, no te desesperes, ya casi tienes tu puente.

  Octubre del 2012, fue un año de mucha lluvia. Si, si llovió mucho por aquí. Lo que sucedió ya todos lo saben. El rio Agabama creció como nunca y arranco el pequeño puente del Balneario. Lo despegó de la carretera y lo dejó atravesado en medio de la cascada. Amenazó también el rio loco con inundar parte del poblado y el agua subió tanto que casi se podía tocar con la mano desde el otro puente, el colgante. Todos fueron allí...

Leer más